La importancia de la Imagen Corporativa

By Héctor García
In Enero 29, 2015
932 Views

El ilustre comunicólogo Joan Costa afirma que “antes vivíamos en la era de la producción. Ahora vivimos en la de la comunicación”. Y no es para menos: todo comunica. Estamos rodeados de mensajes de marcas: los coches, las furgonetas de transporte, los carteles publicitarios en la ciudad, las estaciones de servicio, en el interior de restaurantes… Incluso comunica de las marca quiénes las llevan y cómo las llevan. Es por eso que la imagen corporativa de una empresa es sumamente importante.

Lo que la imagen corporativa es

Antes de comenzar a valorar la importancia de la imagen corporativa, es necesario que todos nosotros tengamos claro qué es y qué no es. Así, la imagen corporativa la definiremos como la manera en que se percibe a una marca. Para ir perfilando un poco más la definición: se trata de la actitud que muestra la empresa y que perciben sus consumidores conforme a los valores con los que, presuntamente, se alinea. Es decir, los consumidores tienen un significado de la marca interiorizado y, en este sentido, la creación de la imagen corporativa es fruto de un trabajo muy importante a nivel estratégico. De hecho, la manera como nosotros queramos que se perciba a nuestra marca y cómo la perciban los demás, nos obligará a utilizar un tipo u otro de comunicación.

La imagen corporativa, con lo cual, es uno de los eslabones más importante a nivel de comunicación. Al poner en marcha un servicio, producto o una empresa, es necesario contar con el apoyo y la colaboración de profesionales que nos ayuden a dar forma a la imagen corporativa de nuestra empresa. Sólo así conseguiremos ser para el público lo que de verdad queremos ser y, con lo cual, gozar de la imagen corporativa apropiada para nuestra empresa o servicio/producto.

Los ítems que forman parte de la imagen corporativa

La Imagen Corporativa la forman la actitud de la empresa y su identidad visual. Ambos elementos, con lo cual, deben estar correctamente trabajados para que la fórmula nos dé los resultados esperados. En otras palabras: no podemos caer en falsear la realidad, no podemos fallar en nuestra comunicación con el cliente (ni antes de contratar nuestros servicios, ni durante, ni después), no podemos equivocarnos a nivel de comunicación interna. Debemos aspirar, entonces, a la excelencia.

Todos los públicos con los que interactuamos, desde nuestro equipo hasta nuestros proveedores pasando por nuestros clientes, contribuyen a nuestra imagen corporativa. Es por eso que todo lo que hacemos en la empresa cuenta, para bien o para mal. Todo comunica, incluso el silencio: ya decían eso de que el que calla otorga. No podemos caer en silencios inoportunos ni en ausencia de respuestas.

La comunicación es, con lo cual, una herramienta estratégica. Es imposible plantearnos mejorar la percepción que tienen de nosotros en el exterior o ganar clientes de calidad sin incluir la comunicación dentro de nuestra planificación estratégica.

communication-skills

 

Héctor García

Estudié informática y ejercí la profesión hasta que en 2010 descubrí mi segunda pasión: el diseño. Me introduje en el sector con pequeños cursos en la materia y, después, lo comencé a compaginar con los estudios de diseño gráfico en “Edra” Rubí. Mi trayectoria profesional en el sector del diseño empezó como freelance, ofreciendo servicios de ambas profesiones. En 2012 me incorporé al equipo de Mixos Agency ejerciendo como diseñador e informático. Es imprescindible continuar la formación para adaptarnos a las nuevas tendencias: por eso cursé también serigrafía y Gráfica Interactiva en la escuela de diseño de Sant Cugat del Vallès.

Leave A Comment